La nueva forma de transportarse en Chile: ¿Cómo se mueven los millennials?

cabify
6 / 100 SEO Score

El gerente general de Cabify, Agustín Guilisasti, explica que “hay que pensar que hoy en día tener un auto propio es un lujo porque hay que pagar seguros, mantenciones, la bencina, estacionamientos y otros costos asociados”.

Desde hace algunos años la forma de movilizarse en Chile cambió gracias a las aplicaciones que ganaron terreno en un país donde la tecnología irrumpió con fuerza. Plataformas como Cabify pasaron a convertirse en el principal medio de transporte de los llamados millennials y todo hace parecer que el panorama está lejos de cambiar.

“Ha habido un cambio en la forma de movilizarse. Hay que pensar que hoy en día tener un auto es un lujo porque hay que pagar seguros, mantenciones, la bencina, estacionamientos y otros costos asociados”, explica Agustín Guilisasti, gerente general de Cabify en Chile. En ese sentido afirma que “hay estudios que dicen que el 30% del tiempo que una persona utiliza un auto es para buscar estacionamiento en la ciudad. Además las personas que tienen autos lo usan solo el 4% de todo el día”.

Por eso es que Guilisasti cree las aplicaciones de transportes se van a consolidar con el tiempo porque “la gente tiene más acceso a movilizarse y los autos se demoran muy poco en llegar, entre otros beneficios”.

De ahí que recalca que Cabify, una de las principales aplicaciones de transportes en el país, tiene como principal misión “hacer que las ciudades sean un mejor lugar para vivir y en Santiago aportamos a eso eliminando el auto, descongestionando las calles y reduciendo la contaminación. En el fondo nosotros no queremos competir con el transporte público, sino que ser un complemento”.

Las diferencias entre servicios 

Si bien Cabify opera en Chile desde hace algunos años, no es el único servicio en este rubro, donde de hecho se siguen sumando nuevos competidores.

“La principal diferencia que tenemos hoy en día es que nosotros seguimos el camino de la seguridad tanto por el lado del usuario como del conductor”, indica, agregando que “todos los que quieran ser socios deben pasar por un test psicólogico, pruebas técnicas y una capacitación para ser conductor de Cabify”.

Pero la empresa también exige otros requisitos como tener dos años de antigüedad en la licencia de conducir y autos que no sean citycar, “porque los encontramos peligrosos en casos de accidentes”. “Además tenemos seguros de asientos que cubren hasta 600 UF por pasajero, seguros de responsabilidad civil, etc., en ese sentido somos la aplicación que tiene más seguros por trayecto. Nos hemos enfocado en la seguridad”, comenta el gerente general.

Hace poco tiempo Cabify lanzó la opción de pago en efectivo, tal como lo hizo Uber desde hace tiempo, sin embargo Guilisasti explica que “para hacerlo de manera segura desarrollamos un validador de identidad. Eso significa que las personas que hoy usan efectivo tienen que introducir su carnet de identidad y nosotros a través de un software validamos esa cédula”.

Cómo afectarán los impuestos y la “Ley Uber”

Desde su arribo a Chile, las aplicaciones de transportes han enfrentado duras críticas e incluso ataques por parte de taxistas que exigen una regulación de parte del gobierno. Así fue como nació el proyecto conocido como “ley Uber”, iniciativa que aún duerme en el Congreso y sobre la cual Cabify también tiene algunos reparos.

En cuanto a la exigencia de licencia profesional, Guilisasti dice que “estamos de acuerdo, pero creemos que la forma que hoy en día se saca la licencia de conducir es muy tediosa, significan muchas horas presenciales cuando este curso se podría hacer a través de nuevas tecnologías”.

“Otro punto es el tipo de auto que se exigirá a las aplicaciones que tiene un mínimo de 1.600 cc de cilindrada. Creemos que es muy anticuado, porque hoy en día existen autos con motores más pequeños pero tienen la misma o más eficiencia porque tienen turbo, etc. Por eso es que la forma de medir el tipo de auto está errada”.

Por último hace énfasis en los impuestos que se busca aplicar a este tipo de plataformas. En ese sentido asegura que “nosotros, a diferencia de la competencia, somos una empresa que estamos legalmente constituida en Chile, lo que significa que reconocemos el 100% de nuestros ingresos y pagamos los impuestos correspondientes”.

“No solamente pagamos nosotros como empresa, sino que para poder pagarles a nuestros socios ellos nos tienen que emitir un documento tributario. Ellos emiten una factura o boleta de honorario”, continúa. Es por esto que un eventual cobro de impuestos a estas aplicaciones no afectaría a los precios de Cabify porque que “nosotros ya lo estamos pagando”.

El futuro de Cabify

El futuro del servicio es otro de los temas en los que ahonda su gerente general quien dice que “no solamente queremos ayudar en el transporte privado de pasajeros sino que también buscar otra alternativa que en el futuro puede ser, por ejemplo, motos eléctricas o adquirir otras alternativas de movilidad”.

Asimismo indica que “para nosotros es muy importante aportar con el medioambiente y vamos a terminar el año con una flota de entre 50 y 100 autos eléctricos. Y además estamos viendo la forma de generar algún bono o bajar la comisión a la gente que quiera sumarse con autos eléctricos”.

¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 0 Promedio: 0]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *