Sabes qué significan y para qué sirven las denominaciones 4×4, AWD y 4WD

Estas hacen referencia al sistema de tracción en las cuatro ruedas de un vehículo. Pese a ello, desde el punto de vista técnico son muy diferentes una de otras y tienen aplicaciones distintas.

Lo primero que se debe explicar al hablar de las siglas o denominaciones 4×4, AWD y 4WD es que estas se refieren básicamente a los sistemas de tracción en un vehículo.

Normalmente un auto tiene una tracción básica de 4×2, donde las ruedas delanteras son las que mueven el coche al ser propulsadas por el motor, mientras que las ruedas traseras solo se limitan a seguir el movimiento. Es decir, “4×2” significa que de las cuatro ruedas de un vehículo solo dos son tractoras.

Siguiendo esa misma lógica, en un vehículo 4×4 la fuerza de tracción se reparte entre el eje delantero y trasero del vehículo en una proporción equitativa (50% delantero – 50% trasero). Esto quiere decir que las cuatro ruedas jalan el coche con el mismo nivel de fuerza.

A partir de ahí hay una amplia lista de configuraciones cuya designación tiene la misma lógica: 6×6, 8×8, 6×4, 8×4 e incluso hay camiones 10×10.

En la actualidad los vehículos 4×4, casi sin excepción, tienen un sistema que permite al conductor seleccionar la modalidad de tracción repartiéndola en todas las ruedas (ejes delantero y trasero) o bien dejándola en uno de ellos. La decisión dependerá básicamente de las dificultades que ponga el camino a recorrer.

En cambio, el sistema AWD (All Wheel Drive) se caracteriza por disponer tracción en todas las ruedas del vehículo la que operará sin que intervenga el conductor. Es decir, no es necesario que él active esta función, ya que, dependiendo del modelo del vehículo, esta funciona permanentemente o bien se enciende automáticamente según sean las condiciones de la ruta.

Si bien también tiene que ver con la tracción de un coche, lo cierto es que la tracción AWD es ideal para conducir en terrenos con escasa adherencia, por ejemplo pistas mojadas por la lluvia, ya que distribuye la fuerza de tracción en las cuatro ruedas según sea la necesidad del momento.

No obstante, este sistema apunta más bien a reforzar la seguridad del vehículo en ruta más que a su potencial off-road. Es decir, si necesitamos girar el vehículo en una curva muy pronunciada, el AWD corregirá la tracción para hacerlo más maniobrable mientras se completa el giro.

Otro sistema que se ve habitualmente en el mercado automotriz es el 4WD, que si bien controla los ejes frontal y trasero para que trabajen al unísono en ruta como la AWD, se diferencia básicamente en que sí le permite al conductor decidir en qué momento accionar la tracción en las cuatro ruedas y así distribuir la fuerza en ambos ejes.

Este tipo de tracción es el que ofrece mayor ventaja de ajustarse a las condiciones del terreno, ya sea en ruta o simplemente fuera de ella.

¿Tú que opinas? Esperamos tus comentarios.

Fuente: Emol.com

¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 0 Promedio: 0]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *