¿Conoces la importancia del aceite del motor y cuándo cambiarlo?

cambiar-el-aceite-y-filtro

Si el lubricante no se sustituye cuando corresponde se arriesga a que las piezas metálicas del motor se deterioren rápidamente generando un daño a futuro.

El cambio de aceite es una de las labores fundamentales de mantenimiento para que un vehículo funcione sin problemas, ya que lubrica y protege el motor formando una capa que reduce el deterioro que causa la fricción. De ahí la importancia de conocer qué tipo de lubricante es el indicado para cada auto y cómo saber cuándo cambiarlo.

Lo que debe tener claro es que si el aceite no se sustituye al acabar su vida útil se arriesga a que las piezas metálicas del motor se deterioren rápidamente y se acumule mugre en el filtro generando un mal funcionamiento de la maquinaria.

En reglas generales, es en el manual del vehículo donde se indica cuánto tiempo se puede mantener el aceite, cifra que fluctúa entre los 5 mil y 30 mil kilómetros. Una vez cumplido este plazo, es necesario sustituir el líquido y, además, los expertos recomiendan que también se cambie el filtro.

Pero además hay que saber que cada aceite tiene una durabilidad de kilómetros recorridos. Así, por ejemplo, hay lubricantes que duran cinco, 10 o 15 mil kilómetros.

Desde la empresa de lubricantes ENEX explican que existen dos principales tipos de aceites: los minerales y sintéticos. Si bien ambos son hidrocarburos, unos provienen de derivados del petróleo, donde la diferencia principal radica en los procesos de refinación, y otros son base gas natural.

“Los aceites minerales, también conocidos como convencionales, tienen una vida útil de 10 mil kilómetros promedio y se presentan en variedades formuladas para vehículos que poseen un mayor desgaste. En tanto, los aceites sintéticos, si bien tienen un precio más elevado que los minerales, resisten mayores temperaturas y condiciones severas que los convencionales. Son capaces de mantenerse fluidos a muy bajas temperaturas y, en condiciones normales, tienen una vida útil muy superior a 10 mil kilómetros”, señala Justo Verdejo, ejecutivo de la empresa.

Consejos para mantener el vehículo en óptimas condiciones

  1. Aunque el cambio de aceite es cada 10 o 15 mil kilómetros, es importante revisar el nivel y la calidad del mismo cada tres mil kilómetros aproximadamente. Esto debe hacerse con el motor en frío y el vehículo nivelado.
  2. Al momento de hacer el cambio de aceite hay que utilizar el lubricante que el fabricante recomienda en el manual del vehículo. Es importante respetar la viscosidad y especificaciones recomendadas, aun cuando el mecánico sugiera cambiarlas.
  3. En condiciones de uso óptimas, los lubricantes que se recomiendan en el segmento automotriz son semi-sintéticos 10W40 y sintéticos en torno al 0W-20, 5W-30 y 5W-40.
  4. Para reducir las emisiones de los autos diésel se recomiendan los lubricantes bajos en cenizas sulfatadas. Se conocen como lubricantes Low SAPS y son un aporte efectivo para bajar la contaminación por emisiones del motor.
  5. Tener presente que la caja de cambios utiliza un aceite distinto al lubricante para motor. Su cambio promedio es cada 300 mil kilómetros y la recomendación es hacerlo en el taller de la marca ya que es un proceso más delicado. Debe tenerse en cuenta que existen lubricantes para cajas automáticas y otros distintos para las manuales.

A esto se arriesga el auto si no se cambia el aceite:

  1. Deterioro precoz del propulsor
  2. Sonidos debido a la falta de aceite, como ruidos metálicos.
  3. Arqueos de levas.
  4. En casos más extremos, que el motor se quiebre, ya que luego de tanto roce entre las piezas metálicas, finalizan enganchándose y así bloquean el movimiento.
¡Haz clic para calificar esta publicación!
[Total: 0 Promedio: 0]

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *